Chicas/Parejas | Chicos | Contactos | Fotos | Vídeos | Gay | Famosas | Relatos | Charla | Sex shop | Cams | Amateur Login | Registrarse
Pajilleros.com: Foro de sexo, videos, fotos y webcams porno  

Retroceder   Inicio > Gente > Tus Relatos y experiencias



Respuesta

Tus Relatos y experiencias - La mejor amiga de mi hermana Herramientas
Antiguo 25-feb-2006, 20:24   #1
hingis
Mega Pajillero
 
Avatar de hingis
 
Fecha de Ingreso: dic-2005
Mensajes: 401
Gracias 73 Veces en 43 Posts
Predeterminado La mejor amiga de mi hermana

Antes guardaba relatos. He encontrado este. Espero que os guste...


Yo soy Alberto, mi hermana se llama Estrella y acaba de graduarse de la preparatoria, al ser una de las más populares de la escuela en la que estudió, tiene muchas amigas. La escuela es particular, así que asistían hijas de empresarios, empleados de gobierno o simplemente con dinero. Al estar entre los 17 y 19 años, la mayoría de ellas son lindas y con un cuerpo hermoso. Así es mi hermana y sus amigas, incluyendo a Ana Gabriela, su mejor amiga.
En la familia somos los únicos hijos, pero yo desde hace dos años vivo en otra ciudad por motivos de trabajo. Tengo 25 años, hace uno terminé mi carrera, tengo un excelente puesto en la empresa donde trabajo, deportista y con una casa y auto propios (gracias a la empresa donde trabajo). Eso les encantaba a las amigas de mi hermana, con quienes siempre me he llevado muy bien. Muchas veces me las encontraba en casa de mi padres y trataba de convivir con ellas. Ellas me ven como el hermana perfecto, además de que están en la edad en que les llama la atención las personas maduras. De Ana Gabriela siempre he tenido un trato especial, pues por lo general, ella y mi hermana pasan mucho tiempo juntas y en vacaciones, cuando estoy en casa de mi padres, bromeamos mucho y la llevamos bien.
Hace dos meses, mis padres salieron fuera del país, así que como era época de vacaciones, me pidieron que me hiciera cargo de mi hermana. Como yo no podía faltar al trabajo, le pedí que se fuera conmigo. Ella aceptó, pero me pidió que le diera permiso de incitar a algunas de sus amigas, así no se aburriría. Invitó a 3 amigas, entre ellas Ana, quien siempre me había llamado la atención por su hermoso cuerpo: su largas piernas, pechos redondos y una carita de ángel. Le dije que no habría ningún problema, así que partimos al día siguiente. Al llegar a mi casa, les dije que dormirían en mi cuarto, ya que era el más grande. Les llevé unas colchonetas que tenía para ese tipo de casos. En la misma casa vive mi mejor amigo, pero por ser época de vacaciones, fue a pasarla a casa de sus padres, por eso aproveché y yo dormía en su cuarto. Varias veces, me tocaba verlas en bata o pijama, ya que llegaba tarde del trabajo.
En una ocasión, me sentí un poco mal, así que preferí irme temprano a casa. Mi hermana y sus amigas música a todo volumen, así que no escucharon cuando llegué. Subí las escaleras para pedirles que le bajaran poco a la música, pero cual sería mi sorpresa que justo al asomarme al cuarto, todas ellas se estaba vistiendo y preparando para salir. De inmediato me entró el morbo de ver como se vestían, pero la mayoría ya lo había hecho. Fui al baño, que está justo en frente de la recámara en la que estaban y desde ahí comencé a espiarlas. Veía a todas, menos a Ana. Las demás ya estaban peinándose o maquillándose. En ese momento, Ana salió del baño que está dentro del cuarto empapada solamente con una toalla cubriéndole su prodigioso cuerpo. Ella es alta, mide 1.60 mts, cabello castaño y de piel blanca. Quedé pasmado al verla, así que extremé precauciones y cerré un poco más la puerta del baño. Mientras las demás seguían con lo suyo, ella se despojó de la toalla, dejándome ver ese cuerpo desnudo frente a mi. Quería comérmela en ese momento. Rápidamente y evitando que sus amigas le vieran comenzó a vestirse. Primero se puso una diminuta tanga negra que la hacía ver aún más sensual, después se puso un vestido con un escote increíble, no se puso sujetador. El vestido era negro y apenas cubría esas hermosas nalguitas. La verdad se veía deliciosa. Al ver que ya estaba vestida, decidí hacerme una chaqueta recordando esas imágenes. Después de eso, bajé las escaleras con la idea de fingir mi llegada y que no sospecharan nada. Así lo hice, cuidé que vieran cuando salí del baño y me dirigí a la puerta de entrada, tratando de hacer un poco más de ruido, subí las escaleras y mi hermana me interceptó justo frente su cuarto. Ahí estaba Ana, comenzando a peinarse, todas me saludaron, pero mi mirada estaba clavada en ella. No podía quitarme de mi mente esas imágenes. Mi hermana mi dijo que quería ir al cine y a tomar un café, pidiéndome que las llevara y las acompañara. Le dije que con gusto las llevaría, pero no podía quedarme con ellas, ya que al irme temprano, había dejado muchas cosas pendientes en mi trabajo y quería terminarlas en casa. Quedamos en que pasaría por ellas al centro comercial a eso de las 12 de la noche. Mientras estaba tratando de concentrarme en mi trabajo, el recuerdo de Ana se me venía a la mente con frecuencia. No aguantaba más, tenía que hacer algo, pero nada se me ocurría.
Así pasaron las horas y fui por Estrella, Cinthya, Diana y por supuesto Ana. Al llegar a la casa, todas coincidieron en que estaban demasiado cansadas y con sueño. A mi me faltaba mucho por trabajar, así que les dije que si querían dos de ellas se podían quedar en el cuarto de Aurelio, yo dormiría abajo, en el sofá, pues tenía mucho trabajo. Trataba de no pensar en Ana Gabriela. De inmediato Ana aceptó y dijo que ella se quedaría en el cuarto, le siguió Diana. Eso me excitó demasiado.
Ellas subieron y ahora si me puse a trabajar en serio. Pasaron como dos horas y escuche pasos en la cocina, fui a ver de quien se trataba y era Ana. Había bajado por un vaso de agua. Me dijo que no tenía nada de sueño, así que la invité a que pasara el estudio, ahí tengo una televisión y video. En ese momento me olvidé del trabajo y me puse a ver una película con ella, estábamos sentados en el sillón, pero de repente ella se acostó poniendo su cabeza en mis piernas. Yo aproveché la oportunidad y la abracé. Comencé a acariciarle su cabello y su cara, cada vez con movimientos más bruscos y seductores.... era mi plan. Después de un rato comenzó a acelerarse su respiración y a responder mis caricias tomando mi brazo y chupando mis dedos cada vez que pasaba mi mano por su boca. Eso me dio pie a pasar al siguiente nivel, acariciarle sus muslos, aprovechando que estaba en bata. Así comencé a subir poco a poco la mano, ella solamente jadeaba discretamente. Hasta que llegué a su triángulo, noté que su tanguita estaba húmeda, al querer tocarla, ella apretó más la piernas. Lo cual me obligó a hacer otro tipo de maniobra para que accediera. Con mi otra mano comencé a frotarle sus pechos, le arranqué un gran suspiro. Seguía viendo o disimulando ver la televisión, así que la volteé para verla a los ojos. Sus pezones comenzaron a ponerse duros, mientras acariciaba sus muslos. Volví a subir la mano y poco a poco fue abriendo sus piernas. Ahora sí la tenía en donde quería. No hallaba que hacer con sus manos, las movía de un lado a otro, así que las tomé y las puse en mi increíblemente erecto pene. Comenzó a masajearlo por arriba del pantalón. Al meterle un dedo en su coño, se estremeció completamente, apretando mi miembro. Decidí levantarla y sentarla frente a mi, quitándome la camisa y el pantalón. A ella la dejé con su camisón, así le daría más sensualidad. Comenzamos a besarnos apasionadamente, claro que por su corta edad, no se animaba a hacerlo, además de que no sabía. Poco a poco fue entrando en calor hasta al punto en que era ella quien tomaba la iniciativa. Mientras nuestras lenguas se abrazaban, yo acariciaba sus nalgas y sus pechos. Ella mismo se quitó el camisón y ahí estaba al aire esos dos redondos volcanes que no tarde en comenzarlos comer. Ella acariciaba mi cabello desesperada y comenzaba a moverse en forma circular. Así que supuse que era el momento... en un sólo movimiento le quité la tanga y ella mi bóxer. En todo el rato no habíamos dicho una sola palabra, lo cual era más excitante. En ese momento susurrándome al oído me dijo "por favor... que no me duela", a lo que contesté "no te preocupes, lo haré con cuidado y despacio". Poco a poco la fui acomodando para penetrarla. Cuando por fin logre introducirle mi pene, dio un tremendo grito y me jaló del cabello. Le había dolido, pero sin duda le gustó, ya que mientras le salían algunas lágrimas, jadeaba fuertemente y se movía cadenciosamente. Mis movimientos siempre fueron suaves, tratando de no lastimarla y provocando en ella una mayor excitación. En varias ocasiones intenté sacar mi miembro, pensando que le estaba doliendo pero ella no me dejaba, por el contrario, apresuraba un poco más su balanceo. Así nos pasamos mucho rato, al sentir que me venía la levanté y ella sin que le dijera una sola palabra se agacho a tomarse toda mi leche. Eso provocó que me viniera otra vez, pero ahora sobre toda su cara. Después de eso, la levanté y le comencé a chupar su coño, ella estaba realmente ardiendo. El sudor de ambos provocó que la parte del sofá en donde estábamos quedara empapada. Nadia nos podía parar, hasta que nos fundimos en un abrazo y besos apasionados.
Ahí nos quedamos dormidos, desnudos, abrazados y con solamente una sábana cubriéndonos. La computadora se quedó prendida, al igual que la televisión, pero nada quedó más prendido que nuestro deseo por amarnos.
En la mañana siguiente, ella se despertó y se fue al cuarto en donde se supone debió de haber dormido, yo me vestí y seguí con el trabajo. A partir de ese día, cada que nos encontramos buscamos la forma de vernos a escondidas y continuar lo que esa noche comenzamos. Ella tiene 18 años, es una princesa y ya es mía. Nadie sabe lo nuestro, perdería ese toque de misterio cada vez que hacemos el amor.
hingis is offline   Responder Con Cita Multi-Quote This Message
Antiguo 25-feb-2006, 21:57   #2
ELLIOT
Ministro Pajillero
 
Avatar de ELLIOT
 
Fecha de Ingreso: nov-2005
Ubicación: sevilla
Mensajes: 1.192
Gracias 0 Veces en 0 Posts
Predeterminado Primera vez

Bonito relato Hingis. Sensual, delicado y algo romántico.

No es fácil encontrar relatos donde se describa un desvirgamiento.
Creo que le has dado un exquisito tratamiento.

¡Anda me ha salido un pareado!
__________________
]Amordazado
ELLIOT is offline   Responder Con Cita Multi-Quote This Message
Antiguo 28-feb-2006, 15:24   #3
xocolatina
Esperando a ser Pajillero
 
Avatar de xocolatina
 
Fecha de Ingreso: feb-2006
Mensajes: 173
Gracias 0 Veces en 0 Posts
Predeterminado un sueño

hola hinguis

Te felicito por este relato tan... suave! Muy bien narrado es intrigante al principio, morboso a continuación, muy exitante y con un final muy hermoso y romantico! (compartiendo la opinión de Elliot)

Has dado en uno de mis sueños, tener el honor de ser el primero para una chica hermosa!

Sigue así!
xocolatina is offline   Responder Con Cita Multi-Quote This Message
Antiguo 11-jun-2008, 02:15   #4
pequeñobalin
Pajillero Novato
 
Fecha de Ingreso: ago-2007
Ubicación: Pamplona
Mensajes: 14
Gracias 0 Veces en 0 Posts
Predeterminado

Sueño yo tb con ser el primero de alguna. Es un gran honor. Siempre recordareis ese polvo
pequeñobalin is offline   Responder Con Cita Multi-Quote This Message

Respuesta

Retroceder   Inicio > Gente > Tus Relatos y experiencias







Herramientas




Porno
Fresonmagic
Amateur
Sexo Gratis
Porno Media
Webcams porno
Fotos caseras
Porno
Todorelatos
Videos Porno
Videos Porno
Vídeos Porno
Chat Erótico
Chat Gay

Prohibido el acceso a menores de edad. Si eres menor debes abandonar inmediatamente esta web. Si desea proteger a los menores del acceso a esta u otras webs de contenido para adultos, encontrará más información en www.protecciondemenores.org.

Search Engine Optimization by vBSEO